Noticias

Estimulación cerebral profunda para Agresividad Incontrolable en menor de 8 años

7:00 de la mañana; el padre del pequeño a quien llamaremos Pedro, tenía la mirada tensa. El niño de 8 años, apenas si podía entender qué estaba a punto de pasarle. Para su familia, la promesa de un milagro: que le entregarían un niño pacífico y alegre, mediante una cirugía que apenas se ha realizado una decena de veces en el mundo y sin precedentes conocidos en la literatura a esta edad.

EL paciente, apenas un niño, padece un trastorno severo de agresividad, el cual empezó a manifestar desde muy pequeño. Ante la mirada atónita de sus padres su hijo se transformaba en un ser violento y muy peligroso en contra de cualquiera e incluso autolesionante, dicho comportamiento no lograba ser modificado con ninguna medicación ni terapia. Luego de visitar Neurocentro, Pereira, una luz pareció brillar en la oscuridad con la posibilidad de una Psicocirugía.

 

Les explicaron que se trataba de una intervención intracerebral mínimamente invasiva, de alta complejidad fisiológica y tecnológica, cuyo objetivo era el control de su comportamiento agresivo y violento.

“Es algo así como pasar la línea de lo imposible utilizando pasión y tecnología avanzada”, expresó el Neurocirujano Funcional Estereotáxico y director Científico de Neurocentro, Doctor Hans Carmona Villada, quien lideró la cirugía junto al Doctor William Omar Contreras López.

Este par de profesionales colombianos formados en Freiburg Alemania quienes además de contar con varios reconocimientos internacionales por investigaciones en torno al tema, comparten mutuamente una pasión profunda por servir al país con tecnologia e inovacion aplicada.

El equipo multidisciplinario encargado de la intervención incluye Neurólogos, Psiquiatras, Neurofisiólogos, Enfermeras, Psicólogos, Neurocirujanos, Ingenieros y un comité de ética.

“La Psicocirugía moderna aporta nuevas técnicas para el tratamiento de enfermedades mentales severas y transtornos del comportamiento que son refractarios al tratamiento medico”, explica el Doctor Contreras López, quien recientemente publico 100 cirugías estereotáxicas en menores de 7 anos.

“Actualmente podemos ofrecer a través de la Estimulación Cerebral Profunda, una oportunidad de mejoría para los casos psiquiátricos más severos, que no responden a opción terapéutica, específicamente en trastornos como la Depresión Mayor, la Obesidad, la Anorexia, la Adicción, el Trastorno Obsesivo Compulsivo, la Hipersexualidad, Trastornos de la Memoria incluido el Alzheimer, el Coma, la Epilepsia y la Agresividad; Si bien no todo los pacientes mejoran, progresivamente crecen los reportes a nivel mundial de casos con respuestas satisfactorias” explica.

Esto se logra modulando los circuitos cerebrales responsables por el comportamiento a través de una estimulación cerebral eléctrica continua, implantando bilateralmente un electrodo de nanotecnología de cuatro contactos en el núcleo hipotalámico posteromedial, conectando secuencialmente, dichos electrodos, a un generador de impulsos que funciona como un marcapasos cardiaco.

Para Neurocentro se trata de la consolidación de un proyecto en el cual ha venido trabajando por años y que proyecta cambiar la vida de cientos de pacientes y sus familias. En el caso específico de la agresividad se espera una mejoría entre un 30-70% en el comportamiento violento.

En la figura se observa el electrodo de nanotecnología implantado en el menor; a travez de una cirugia con programacion usando un software especializado (Praxis plus, Alemania) y un marco de estereotaxia tipo Leksell G-frame (Elekta, Suecia).

Guardar