Noticias

Expertos del Mundo se reúnen para consolidar una alternativa que le da una nueva esperanza de vida a pacientes con Epilepsia resistente a tratamiento

Se trata de la Quinta Versión del “Epilepsy MORE / Ambassador Meeting” a realizarse en Lisboa, Portugal, a la cual asisitrán expertos Neurólogos, Neurocirujanos y Epileptólogos de todo el mundo para establecer protocolos internacionales en el manejo de la Estimulación Cerebral Profunda (DBS) en la Cirugía para Epilepsia.

Sobresale la invitación que se extendió a Pereira Colombia, para exponer casos exitosos de esta técnica que consiste en la implantación de electrodos para ejercer esta estimulación en pacientes con Epilepsia de difícil manejo.

La importancia radica en la concentración de Médicos Especialistas y Sub-Especialistas en Neurociencias de todo el mundo, para buscar una nueva terapia para pacientes que por su tipo de Epilepsia, no eran candidatos a cirugía convencional para su tratamiento.

Representantes de la Comunidad Científica especializados en Neurociencias de Estados Unidos, México, Brasil, Finlandia, Francia y Colombia, entre otros, se darán cita para consolidar los protocolos de esta técnica que busca revolucionar la forma de aliviar los más complejos tipos de Epilepsia.

El Doctor Hans Carmona Villada, Director Científico de Neurocentro expondrá a la Comunidad Científica Mundial experiencias exitosas que convierten al país en el primero en Latinoamérica en intervenir quirúgicamente con esta técnica, a dos pacientes a las cuales la vida les cambio por completo luego del procedimiento.

Gracias a esta técnica minimamente invasiva, la calidad de vida del paciente y su familia mejora notablemente, permitiéndole reintegrarse rápidamente a su entorno social.

Lo anterior, redunda en una mejor calidad de vida para el paciente y una notable reducción en el riesgo que éste corre en quirófano pues es una intervención mínimamente invasiva.

Según el Neurocirujano Funcional Esterotáxico, Hans Carmona Villada; “nuestro deseo por mejorar la calidad de vida nuestros pacientes, ha hecho que incursionemos en este tipo de neurocirugías, que hoy son la gran diferencia para pacientes cuya Epilepsia era inmanejable por métodos convencionales”.

La intervención consiste en la la implantación de electrodos que son colocados en la parte del cerebro afectada y son insertados a través de una pequeña abertura en el cráneo.

Durante la cirugía, es medida la actividad eléctrica de las células cerebrales en un núcleo específico. Los electrodos están conectados a un “marcapaso” implantado en un lado de la cavidad del pecho bajo la clavícula y es controlado por un mecanismo exterior de control remoto. El implante es permanente.

 

 

 

 

Guardar